Hinchazón de estómago en su perro

Hinchazón de estómago en su perro:

Hinchazón

Hinchazón

Hinchazón del estómago en los perros puede ser una emergencia que amenaza la vida, o puede ser tan simple como que su perro come demasiado.

Para mantener a su mascota en buen estado de salud, es muy útil saber los signos de los problemas de estómago de su perro y lo que puede hacer cuando se producen.

Causas y tratamientos comunes

La inflamación del estómago en los perros puede ser peligroso, nunca trate de diagnosticar la causa del problema de estómago usted mismo. Si el abdomen de su perro se ve hinchado o inusual, debe llevar a su mascota a un hospital de emergencia o veterinario inmediatamente, ya que el tiempo puede ser crítico.

Algunas causas de la hinchazón del estómago en los perros incluyen:

Hinchazón o dilatación gástrica del vólvulo

Hinchazón

Hinchazón

Llamada “la madre de todas las emergencias”, dilatación gástrica sin tratar y el vólvulo (GDV), puede ser fatal para un perro en cuestión de horas. Se hinchan y ocurre cuando el gas o los alimentos se extienden en el estómago de un perro. GDV ocurre cuando el estómago distendido gira, atrapando el gas en el interior, bloqueando el suministro de sangre al estómago.

Es extremadamente doloroso, no parece ser una causa para GDV, aunque la ingestión de aire juega un papel, el ejercicio intenso después de una comida puede ser un desencadenante. La causa exacta de la GDV no se sabe todavía exactamente.

Algunas de las muchas cosas propuestas que pueden aumentar el riesgo de un perro GDV son:

Razas como el gran danés, San Bernardo, y Weimaraner son los que tienen mayor riesgo de hinchazón de estómago; los perros que pesan más de 99 libras tienen un riesgo un 20% de hinchazón. Aunque es raro, los perros pequeños también pueden sufrir la enfermedad.

La alimentación de su perro sólo una comida al día.

Los antecedentes familiares de la hinchazón, GDV.
– Comer muy rápido.
– Perros de entre 7-12 años de edad están en mayor riesgo.
– El tratamiento de la hinchazón requiere atención de emergencia inmediata y puede incluir la descompresión del estómago (liberando el exceso de gas desde el estómago), si el abdomen de su perro se ve hinchado o estirado, o si su perro parece estar incómodo, no espere, lleve a su mascota a un hospital veterinario rápidamente.

La prevención de la hinchazón de estómago es difícil, pero usted puede hacer varias cosas  que pueden reducir el riesgo de su perro:

– Alimentar a su perro dos o más veces al día.
– Incluir alimentos en conserva.
– Asegúrese de que su perro descansa después de una comida completa, ningún ejercicio extenuante con el estómago lleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *